¿Cómo evitar las rozaduras del neopreno?

Tanto si surfeas, nadas en aguas abiertas, haces triatlón, barranquismo o cualquier otro deporte que exige llevar un neopreno seguro que en alguna ocasión has padecido rozaduras en el cuello, axilas, pezones, ingles, corvas, tobillos o cualquier otra zona donde el neopreno se mueve.

Es una lesión muy habitual, con la entrada de agua en el neopreno y los movimientos repetitivos la piel se va desgastando poco a poco hasta terminar enrojecida, irritada y en los casos más graves “despellejada”. Hablamos de lesión porque, aunque parece una minucia al principio puede terminar no solo haciéndonos pasarlas canutas durante el ejercicio sino teniendo que parar unos días para que se recupera la zona dañada antes de volvernos a embutir en el neopreno. Además, si llega a producirse una herida deberás tener especial precaución para evitar infecciones.

El daño puede exacerbarse con distintas condiciones como la temperatura del agua, el tiempo que estemos en dentro de él, la concentración de sal en el agua, nuestro de tipo de piel, la cantidad de pelo o el tipo de neopreno pueden variar el daño producido en la piel.

Evitar el roce es básico para que el deportista pueda concentrarse en sus objetivos y no en el dolor y/o molestia que le causa cada movimiento. Existen diferentes alternativas para evitar o reducir el roce provocado por el neopreno:

Lubricantes: Vaselina vs Lanolina:

Aunque son muy diferentes entre sí, ambas se utilizan del mismo modo: untando las zonas proclives al roce de nuestra piel antes de ponernos el neopreno.

PROS:

Vaselina:

- Solución económica y de fácil acceso.

Válida para todas las áreas del cuerpo.

Fácil aplicación, se desliza muy bien.

Lanolina:

100% origen natural, es una grasa obtenida de la lana de las ovejas.

Válida para todas las áreas del cuerpo.

Es absorbida por nuestra piel y su capa externa perdura durante horas.

Es impermeable y protege del frío.

CONTRAS:

Vaselina:

Derivado del petróleo.

Solo crea una barrera externa deslizante por lo que a lo largo de la actividad se irá desplazando hacia los extremos disminuyendo su eficacia.

Con el tiempo acaba estropeando el neopreno.

No es biodegradable.

Lanolina:

Es más cara.

Textura muy pegajosa que dificulta su aplicación.

Desde Najara Biocosmetics hemos creado una fórmula efectiva con los beneficios de ambas en nuestro bálsamo anti-rozaduras para deportes de agua. Nuestra propuesta es una vaselina 100% origen natural elaborada con lanolina y cera de abejas de fácil aplicación, larga duración e impermeable que protege durante horas. Además, incluye ingredientes para combatir de forma natural el sudor y la sensación de escozor o irritación.

Nuestro bálsamo protege y fortalece tu piel de tal modo que cuanto más lo utilices tu piel más preparada estará para soportar el roce y menos necesitará que te lo eches.

Añadir una capa de ropa interior al neopreno:

Introducir una prenda entre el neopreno y nuestra piel nos permite suavizar el roce al que es sometida la piel, las opciones más comunes son el traje de Triatlón y las camisetas ligeras y transpirables. Es importante buscar prendas de cuello alto y manga larga para proteger el máximo de piel posible.

PROS:

Evita roces en la zona protegida por la prenda.

Una vez compras tu prenda es una solución a largo plazo.

CONTRAS:

Incrementar la sensación de frío.

Peligro de que se creen pequeñas dobleces que incrementen el roce.

Incomodidad de sumar una capa más a un traje estrecho.

Si te decides por esta opción fíjate en que el índice de flotación de la prenda sea positivo, evitarás que con el paso de las horas lastre tus movimientos.

Cubre-cuellos, cintas de masaje neuromuscular y parches

Son una solución más eficaz que el uso de tiritas y esparadrapos que tras entrar en contacto con el agua acaban despegándose. Estas soluciones consisten en adherir una capa física a nuestra piel para el roce se produzca sobre esta y no sobre la piel, es una solución válida para zonas muy localizadas que no coincidan con los pliegues naturales de nuestro cuerpo (ingles, axilas, corvas…) como la nuca/cuello, los pezones o costado.

PROS:

- Es una alternativa cómoda y efectiva.

- Rápida y fácil aplicación.

CONTRAS:

Sólo válida para zonas de roce muy concretas.

Pegamento, agua y roce hacen que sea fácil que se despeguen a lo largo de la prueba, dejándonos sin protección.

El, siempre molesto, tema de los pelillos al despegarlos.

Sea cual sea tu elección para evitar los roces recuerda que es importante mantener tu piel hidratada, esto hará que sea más resistente al roce y se recupere antes.

Por último te dejamos nuestras recomendaciones para evitar roces de tu traje de neopreno:

- Elige la talla adecuada del traje, que no te quede ni muy ajustado, ni muy suelto. El movimiento incrementa el roce.
- Utiliza un neopreno adecuado a tu deporte, unos deportes requieren tejido más flexible que otros.
- No te cambies en la arena, ya que esta puede fomentar la abrasión.
- Aplica nuestro bálsamo neutro o antifricción en las zonas más propensas al roce antes de ponerte el traje. Especialmente importante en la zona del cuello y en las axilas en el caso de los neoprenos de triathlon.
- Vigila las costuras de tu traje, por si hay algo suelto o algo adherido al interior del neopreno.
- Usa prendas protectoras debajo del neopreno para evitar el roce.
- Si ya se ha dañado tu piel trátala cuanto antes: bálsamo neutro y para casos extremos el regenerante.
- Aclara tu traje después de usarlo, mantenerlo limpio no sólo lo cuidará, sino que lo mantendrá libre de posibles alergenos (que pueden producir dermatitis), sal, arena...