Culottes, badanas, isquiones… ¿Pero qué es esto? Sí, hablamos de ciclismo

Casi todo el mundo sabe lo que es un culotte y más o menos para qué se utiliza. La badana, ya es algo más técnico que no todo el mundo conoce y ya si nos ponemos técnicos y empezamos a hablar de isquiones y zona perineal nos perdemos. Hace unas semanas publicamos un post explicando el origen y el porqué de los "dolores de culo" del ciclista, en este post es para entender más y mejor estos conceptos, además de ayudarte a elegir un culotte adecuado para ti:

ISQUIONES, PERINEO Y PUDENDO:

Antes de entrar en materia, vamos a explicar un poco la anatomía básica que nos afecta a la hora de montar en bici en relación con los culottes y badanas.

Al sentarnos, ya sea en una silla o en un sillín de bicicleta, hay dos huesos sobre los que nos apoyamos, estos huesos se llaman isquiones. Son dos huesos que forman parte del hueso iliaco, junto con el pubis y el ilión.

La parte de piel que apoya, desde los isquiones hasta la punta del sillín, es la zona perineal. A través de esa zona perineal, transcurre el nervio pudendo.

Badanas, isquiones y ciclismo

Lo ideal es que el sillín se ajuste perfectamente a nuestra fisionomía, que apoye uniformemente y haya una buena distribución de cargas, sin zonas de sobrepresión. Esto parece algo sencillo, pero entran en juego infinidad de variables:

  • - La flexibilidad de la persona
  • - Longitud de las piernas
  • - Posición del sillín, manillar, longitud del cuadro…
  • - Geometría y dimensiones del sillín
  • - Postura al montar en la bicicleta
  • - ...

Para ajustar perfectamente todas estas variables lo ideal es consultar a un profesional o hacerse un estudio biomecánico. Si montas todos los días o los findes le das duro, te conviene invertir, te ahorrarás molestias, lesiones y mejorarás tu rendimiento.

Si pasas muchas horas sobre la bici es muy importante tomarse en serio el tema del sillín. Si el sillín no se ajusta bien y el nervio se presiona, aparecerán síntomas como hormigueo, insensibilidad, incontinencia urinaria etc. Estos síntomas prolongados en el tiempo provocan problemas serios, tanto en hombres como en mujeres, por lo que si te ocurre, consulta con un experto.

Una vez comprendida la anatomía pasamos a hablar de equipación:

CULOTTE:

Prenda esencial para hacer ciclismo, básicamente unos pantalones que cuentan con un acolchado, que protege de rozamientos y vibraciones con el sillín de la bicicleta. Existe gran variedad de culottes, dependiendo de su forma y sus tejidos.

  • - El tejido debe ser elástico, para que quede bien ajustado (evitando pliegues que provoquen ampollas y/o rozaduras), pero sin que apriete demasiado y sea cómodo. El tejido también debe ser transpirable, que permita la correcta evacuación del sudor y la circulación del aire.
  • - La forma varía entre culottes con o sin tirantes. Con tirantes evitarás que el culotte se baje, sin tirantes, es más fresco, para salidas con mucho calor. Debes tener en cuenta algunos ciclistas masculinos evitan los tirantes ya que les irritan los pezones.
  • - Dentro de la forma del culotte, encontramos culottes cortos, piratas y largos. En esta decisión influirá básicamente el momento del año en el que vamos a utilizar el culotte y las temperaturas de nuestra zona geográfica. Si sufres de rozaduras en la piel de los muslos al contacto con el sillín, elige culottes más largos para proteger la zona de roce.
  • - Elige bien la talla, es importante que quede bien ajustado para que no se mueva, pero que no te ahogue. Evita culottes muy ajustados porque si te comprimen mucho la pierna dificultarán la circulación reduciendo tu rendimiento. Si son demasiado amplios pueden moverse y acumularse en zonas como ingles o entre los glúteos creando incomodidad y derivando en rozaduras.

BADANA:

La badana es la parte fundamental del culotte, es la estructura acolchada, que va unido al pantalón. Es donde nos vamos a apoyar al sentarnos y lo que nos va a proteger de las rozaduras y vibraciones, por lo que es muy importante elegir una buena badana que se adapte a nuestras necesidades. Como en todo, hay muchos tipos y variables en las que fijarnos:

  • - Como hemos comentado antes es fundamental que se adapte a tu morfología, fíjate en la forma. Además debe ser de tu talla, que cubra toda la parte que queremos proteger. Las badanas para mujer, son algo más cortas y más reforzadas en la zona genital, ya que está más expuesta. Tenemos que fijarnos, aunque parezca obvio, que al ponernos el culotte, la badana quede centrada en la zona que queremos proteger. También debemos tener en cuenta que sea de materiales anti fúngicos, para evitar infecciones y malos olores y que tenga costuras planas, para evitar rozaduras.
  • - El ancho de la badana es muy importante, Como hemos comentado antes, los isquiones son donde apoyamos la mayor parte del peso. Las mujeres tienen los isquiones más separados, por lo que las badanas de mujer son más anchas en la parte posterior. Por lo tanto, buscaremos una badana de un ancho suficiente para que los isquiones estén bien protegidos, pero no muy ancha para que no provoque rozaduras.
  • - Los materiales de las badanas son muy variados. En resumen, lo que tienes que tener en cuenta en el material es lo siguiente:
    • - Capacidad de absorber impactos
    • - Transpiración
    • - Comodidad
    • - Ligereza
    • - Antifúngicos

COMPRAR UN BUEN CULOTTE Y BADANA

A la hora de comprarte un culotte debes priorizar la elección de la badana, pero…¿Cómo elegir una badana adecuada para ti?

Existen muchos tipos de badanas, dependiendo de lo que busques elegirás una u otra:

  • - Badanas de gel completo: Duraderas y confortables, aunque no disipan bien el calor.
  • - Badanas de carbono: Dispersan muy bien el calor, buenas para el rozamiento.
  • - Badanas con silicona: Se usa para dar propiedades hidrófugas y proteger partes más delicadas.
  • - Badanas viscoelasticas: Protegen muy bien de golpes, confortables y dispersan muy bien el calor.
  • - Badana de espuma: Las de menos calidad y más económicas, para salidas esporádicas.

La elección de tu badana también dependerá de que tipo de ciclismo practiques:

  • - Montaña: priorizarás la búsqueda de una buena protección ante golpes y vibración (badanas de gel y viscolelásticas).
  • - Carretera: las características que más te interesan son el confort y peso, ya que en carretera se producen menos vibraciones y golpes por lo que no es tu prioridad (badanas de carbono).
  • - Triatlón: al combinar diferentes deportes debes centrarte en una buena movilidad, ligereza y, sobre todo, que se seque pronto (badanas de silicona).
  • - Indoor: para entrenamientos en casa/gym busca comodidad y transpirabilidad (badanas de carbono). 

El mundo de las badanas y culottes es infinito, con un gran númoro de opciones y como en todo, una gran gama de precios. No existe “el mejor culotte” todo depende de tus necesidades y tu bolsillo.

Esperamos que esta info te ayude a elegir un buen culotte adaptado a tus necesidades sin pasarte, ni quedarte corto. Al menos ya sabrás en qué fijarte a la hora de escoger el tuyo.