Daños en tu cuerpo después de una maratón y cómo recuperarlos

Estamos en octubre y llega la temporada de maratones, como objetivo para entrenar y no perder la motivación es estupendo. Nos da un ‘deathline’, una meta que cruzar, un reto a superar.

Da igual lo deportista que seas, el deporte que practiques ni los años que llevas practicando correr una maratón pone a tu cuerpo al límite.

Cuando decimos que lo pone al límite no nos referimos a que llegues al límite de tus fuerzas y tu resistencia… sino a que literalmente llevas a tu cuerpo (órganos, músculos y articulaciones) al límite de su capacidad. En este post nos centramos en el desgaste físico, de lo que supone una maratón, pero no por ello debemos descuidar la preparación mental para superar este reto.

Daños en tu cuerpo después de una maratón y cómo recuperarlos:

Daños en tendones y articulaciones:

Correr 42km provoca un daño físico real en tus articulaciones y tendones. 42km de golpeteo, flexión y extensión provocan una inflamación de los tejidos por lo que tras la carrera deberás ayudar a tu cuerpo a recuperarse de la inflamación.

Puedes ayudar en su recuperación con el uso de cremas antiinflamatorias y con efecto frío para las molestias. El bálsamo bóreas gracias al efecto frío del mentol y las propiedades antiinflamatorias y analgésicas del árnica es perfecto para la piel de tus articulaciones después de una maratón. También contiene romero, eucalipto y ciprés que ayudarán a reactivar la circulación en tus piernas lo que es muy bueno para siguiente punto:

Daños en músculos:

El esfuerzo que supone recorrer 42 km provoca una destrucción a nivel celular de los músculos dando lugar a residuos tóxicos que tras la carrera se acumulan en las fibras musculares y deben ser drenados. Existen estudios desde los años 80 que hablan de que la necrosis de la fibras musculares pueden incluso ser detectadas 15 días tras la maratón, de hecho el proceso de reparación comienza aproximadamente una semana tras el esfuerzo.

¿Qué puedes hacer para reducir el daño en tus músculos tras una maratón?

Después de carrera debes abrigarte y quitarte la ropa húmeda lo antes posible porque tus músculos deben bajar de temperatura lentamente, no quedarse fríos de golpe. 

Tampoco debes parar en seco tras cruzar la meta, caminar durante al menos 5 minutos ayudará a que el riego sanguíneo y la temperatura vuelvan a la normalidad.

Pero si queremos reducir el tiempo de recuperación tras la carrera debemos dar un suave masaje a tus piernas acompañado de cremas con ingredientes que activan y favorecen la circulación que ayudarán a tus músculos a deshacerse antes de los residuos de la destrucción muscular. De nuevo te recomendamos nuestro bálsamo bóreas.

Por último te aconsejamos que no caigas en el tópico de estirar inmediatamente después de la meta, tus músculos vienen de trabajar con un tono de acortamiento y si nos pasamos de estirar podemos provocar una distensión o incluso rotura, por lo que movilizaciones suaves sí pero no estiramientos intensos. Pasada una hora larga sí puedes estirar para ayudar a tus músculos a recuperar su tono.

Daños en órganos:

Los biomarcadores del corazón, hígado y riñones se ven alterados tras la carrera debido a que los sometemos a un estrés máximo en poco tiempo. Es decir, les hacemos trabajar de forma muy intensiva durativa un periodo de tiempo reducido pero muy largo para la intensidad que les exigimos.

Evitar comidas copiosas y alcohol y otras bebidas que exigen un esfuerzo a tus riñones e hígados. Por el contrario el agua y las bebidas con carbohidratos, minerales y electrolitos (sodio, potasio, magnesio…) sí son una buena idea para reponer los depósitos de glucógeno que tras la maratón estarán al mínimo. Cómo primera comida tras la maratón una fruta es la mejor opción.

Después debes optar por un menú en proporción 75% y 25% de hidratos de carbono y proteína de calidad como una hora después del esfuerzo.

Un buen marcador de si tu cuerpo se ha hidratado y vuelve a sus niveles normales es tu orina. Si después de hidratarte y comer tu orina es clara significa que estás volviendo a la normalidad, si sigue pareciendo el “primer pis del día” debes hidratarte más.

Pero sobre todo debes dejar a tu cuerpo que descansa para que tus tejidos se regeneren, dormir es necesario tanto para tu cerebro como para que físicamente se recupere, en el post de los ciclos circadianos te contábamos más sobre los procesos de regeneración.

Por último recordate que para evitar pezón del atleta o rozaduras en muslos, ingles y/o axilas nuestro bálsamo antifricción resistirá durante los 42 Km.