Deportes de contacto: moratones y hematomas

Boxeo, rugby, judo, balonmano, futbol, jockey, skate, parkour, ocr… si practicas este tipo de deportes (o tus hijos/hijas) seguro que los moratones forman parte de tu geografía particular.

Antes de nada: la primera recomendación que te damos es que en caso de duda sobre la gravedad del golpe y posible lesión acudas a tu médico, pero si es un golpe o moratón sin más trascendencia este es tu post.

Entre deportistas es normal verse con moratones: caídas, agarrones, patadas, fallos de cálculo, pisotones… la gran mayoría no son lesiones a tener en cuenta pero sí duelen y molestan. Durante una semana (si tienes suerte) son un recordatorio que te ayuda aprender la lección, ir con más cuidado o acordarte de los progenitores del rival a lo largo del día. Pero seamos sinceros… cuanto menos duren mejor.

¿Qué es un moratón, moretón o hematoma?

El moratón es el oscurecimiento de la piel causado por la presencia de sangre atrapada debajo de la superficie de la piel. Ocurre cuando una lesión rompe los vasos sanguíneos pequeños, pero no rompe la piel, el moratón durará lo que tarde el cuerpo en reabsorber dicha sangre. Pueden durar de días a meses.

Los moratones pueden darse de forma subcutánea, los más superficiales y leves, intramuscular y periostio (los más graves y duraderos).

Cuándo preocuparse por un moratón:

  • Presión extrema en una parte del cuerpo que presenta hematoma, especialmente si la zona es grande o duele mucho, sobre todo después de una caida imporante (típica entre ciclistas), puedes estar sufriendo síndrome compartimental y puede ser mortal.
  • Si el moratón no aparece de forma instantánea (primeras 24 horas) sino que aparece a los días e incluso semanas… lo más seguro es que sea una lesión interna más grave y debas acudir al especialista, no lo subestimes.
  • Si descubres un hematoma sin que se haya presentado alguna lesión, caída o motivo.
  • Si presentas fiebre sin que encaje en ningún cuadro médico de: resfriado, gripe, gastroenteritis… sino único síntoma sea el moratón.
  • Si aparecen líneas de enrojecimiento, pus u otra secreción alrededor del moratón, es signo de infección.

Qué no hacer con tus moratones:

  • Si tomas anticoagulantes (el más típico es la aspirina) es más fácil que te salgan moratones y que estos sean más aparatosos. Si practicas deportes de contacto coméntaselo a tu médico para ver si existen alternativas a este tipo de medicamentos. Nunca tomes decisiones por tu cuenta sobre tu medicación.
  • No te pinches el hematoma, no acelerarás la “salida de sangre” sino que estarás abriendo el camino a infecciones.
  • El moratón se produce porque hay una lesión por lo que no debes subestimar este dolor, si te duele al correr, realizar movimientos o levantar cargas debes evitar realizar esa actividad física hasta que no te duela, si en cambio solo duele al tacto, puedes continuar con tu deporte.

Cómo tratar los moratones:

Existen gran cantidad de alternativas para lidiar con el dolor y las marcas: desde bolsas de guisantes congeladas, pasando por pomadas, medicamentos analgésicos y antiinflamatorios, sprays ultrarápidos o remedios de la abuela.

Pero el resumen es bajar la inflamación, estimular la regeneración de tejidos y disminución del dolor.

Si te van los deporte de contacto quizás quieras buscar una solución más natural (pero igualmente efectiva), para no abusar de medicamentos ni forzar tu organismo: nuestro bálsamo de árnica te va a encantar. Si te va el efecto frío el bálsamo bóreas te gustará aún más.

El árnica es una planta apasionante, en cuanto a los hematomas o moretones, siempre y cuando no tengan herida abierta ya que cuenta con más de 150 sustancias activas, entre ellas flavonoides, carotenos, resinas, aceite esencial o ácido silícico, una sustancia básica y nutriente para la formación del tejido y la estructura de la piel, que ayuda a la retención necesaria de agua en nuestras células. El árnica es perfecta para la regeneración del tejido conjuntivo después de lesiones, golpes o contusiones.

Y que el árnica es súper efectivo en tratamiento de golpes no te lo decimos solo nosotros, ni siquiera esperamos que confíes en su eficacia por que desde la Edad Media haya sido utilizada en Europa por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias, sino porque existen numerosos estudios clínicos donde se demuestra la eficacia del extracto del árnica como antiséptico capaz de estimular la circulación sanguínea aliviar el dolor y acelerar el proceso curativo. De hecho, es el ingrediente estrella de las barritas mágicas que venden en farmacias y centros comerciales para las caídas de los niños.

En el caso de los deportes de lucha los moratones en el rostro suelen ser los más visibles y aparatosos, y por muchas precauciones que tomes, seguro que terminas con alguno, y estamos seguro que lo que quieres es acabar cuanto antes del sin fin de explicaciones que tienes que dar a vecinos cotillas, compañeros de trabajo, clientes e incluso al comprar el pan. Aunque nuestro bálsamo de árnica tiene una alta concentración de esta planta y está pensado para el cuerpo, es válido para aplicación en la cara, pero si tienes la piel muy grasa sólo te recomiendo aplicarlo en zonas localizadas y aplicarlo por la noche para que se mantenga más tiempo sobre la piel.