¿La cera de abejas, un producto del trabajo animal puede ser sostenible y cruelty-free?

Hoy centramos nuestro artículo en una de las materias primas centrales de nuestros bálsamos: la cera de abeja.

La cera de abeja, miel, polen, jalea real, son productos que producen las abejas y que desde hace muchos años han demostrado tener propiedades extraordinarias, para diversos usos.

¿Pero por qué últimamente el uso de cera de abejas y otros productos derivados de éstas está siendo cuestionado en cosmética?

La premisa fácil es: es un producto derivado del trabajo animal por lo que supone una explotación animal y eso no es sostenible ni ético. Pero como siempre, la realidad es más compleja:

Las abejas son un animal fundamental en el ecosistema de la Tierra, como dijo Einstein, si las abejas desaparecieran, los humanos se extinguirían en cuatro años. Una frase muy sonora, pero ¿Por qué?

Según la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO), hay 100 especies de cultivos que proporcionan el 90% de los alimentos en todo el mundo, y el 70% de estas especies se polinizan por las abejas, con lo que sin ellas todos esos cultivos se verían drásticamente mermados o muchos no serían productivos. ¡Spoiler! hay que cuidar a las abejas.

Actualmente, el mayor enemigo de las abejas, incluso más que la actividad humana, es la Varroa Destructor. La Varroa es un ácaro que parasita a las abejas. Es la mayor causa de mortalidad de las abejas y si no se trata, con el tiempo, acaba con la colonia. Este ácaro es un problema moderno, salió de una isla en Java y en poco más de 80 años, se ha extendido a prácticamente el mundo entero. Actualmente la abeja no es capaz de librarse del ácaro por su cuenta y sin los tratamientos que realiza el apicultor, la mayoría de las colmenas de abejas desaparecerían. Esta es la razón principal de que cada vez se vean menos enjambres salvajes en la naturaleza, o que los que hay, mueran a los pocos años.

Desde Najara Biocosmetics creemos que consumir productos ecológicos (con elevados controles de bienestar animal) derivados de las abejas es una opción sostenible, ya que esto implica apoyar apicultores que respetan y certifican el buen cuidado de las abejas.

No somos ilusos y, como en todo lo referente a la producción animal, siempre hay salvajes que maltratan y cometen barbaridades con los animales, es por lo que siempre recalcamos la importancia de escoger proveedores que estén certificados por sellos reputados y conocer al productor que te facilita los productos. Por eso es tan importante para nosotros la cercanía y el trato con el productor.

Vale desde la perspectiva eco es una buena idea pero ¿es interesante utilizarla en cosmética? Desde la perspectiva de las propiedades de la cera de abejas para su uso en la cosmética:

La cera de abeja tiene muchísimas propiedades beneficiosas para la piel, cuya efectividad lleva miles de años siendo puesta a prueba. Describimos beneficios más relevantes para el cuidado de la piel del deportista de la cera de abejas:

  • Protección, la cera de abeja crea una barrera protectora sobre la piel.
  • Ayuda a la hidratación
  • Alto contenido en vitamina A
  • Excelente emoliente
  • Propiedades cicatrizantes, antinflmatorias y antibacterianas