Manos de gimanasta: callos y grietas

Es muy habitual en los deportes de gimnasia artística, calistenia o gimnasia rítmica que se formen callos en las manos e incluso que se desprendan y generen heridas.

Los callos es una consecuencia normal de este tipo de deportes, ya que forma parte del mecanismo natural de protección de la piel. La propia actividad de estos deportes someten a la piel a presión y tensión, lo que hace que se produzca una hiperqueratinización de la misma. 

Es prácticamente imposible evitar que aparezcan los callos, de hecho son beneficiosos para el desarrollo de la actividad deportiva porque reducen las molestias en la piel. Para no sufrir complicaciones y mantener la epidermis más suave se puede cuidar la piel de las manos con una rutina sencilla.

Si seguimos practicando este tipo de deportes sin prestar especial atención a la piel puede tener consecuencias como: desprendimientos de callos (Piel demasiado blanda o callos poco flexibles), dolor en los callos, erosión en los dedos, ampollas o levantamiento del callo, cortes, grietas, colgajos….

Que aparezcan unas u otras dependerá de nuestro tipo de piel, de los hábitos que tengamos durante la práctica de ejercicio, de lo erosivo que sea el material al que nos agarramos para colgarnos y apoyarnos y del magnesio que utilizamos.

RUTINA DE CUIDADO DE MANOS DEL GIMNASTA

El objetivo fundamental es mantener una piel elástica, resistente y homogénea.

Para ello los pasos de cuidado que te proponemos son los siguientes:

  1. MANTENIMIENTO. Objetivo: Mantener elástica la piel.
  • Mantener las uñas cortas, las cutículas arregladas y la piel homogénea
Tener las uñas bien recortadas, ayudará a que se tenga más sensibilidad, y a que no se desprendan por traumatismo.
Todo lo que sobresalga, pellejos y descamación, es mejor córtalo o limarlo. Cuanto más homogénea este la piel, menos posibilidad habrá de que se rompa durante el ejercicio físico y la tensión del agarre y el apoyo.
  • Hidratar todos los días las manos:
Especialmente las manos más secas, necesitan un cuidado diario pero cualquier tipo de mano se beneficiará del tratamiento de hidratación y regeneración.
Esto consigue que la piel esté más fuerte y mucho más elástica siendo mucho más resistente. Esto ayuda a que el daño sea menor y que la piel reaccione menos fuertemente con esa hiperqueratinización (callos).
Debido a la situación epidemiológica actual y con el uso de geles hidroalcóholicos agredimos diariamente a nuestra piel, por lo que se hace mucho más importante mantener la piel hidratada para que este resistente.  A menudo subestimamos lo que puede hacer por nosotros una piel bien hidratada.
Nuestra crema regenerante de manos, es una crema 100% principio activo muy concentrada que mejora la elasticidad y la hidratación de la piel por la presencia del aceite de aguacate, la cera de abejas y la lanolina. El resto de componentes tienen propiedades orientadas a la regeneración y la antiinflamación. Su fórmula hace que estos ingredientes actúen de manera sinérgica para cualquier daño por pequeño que sea se “cure” rápidamente. Es el mejor aliado para la prevención en la aparición de lesiones en la piel. Lo mejor que tiene es que se absorbe super rápido y no es nada grasienta. Además es 100% de origen natural.
  1. ENTRENAMIENTO. Objetivo: Dañar lo mínimo la piel
El carbonato de magnesio es desecante, y reseca demasiado la piel, si tiene la piel muy seca es mejor que evitar usar magnesios líquidos que contienen alcohol y sustancias deshidratantes.
Si tienes las manos más grasas probablemente tus manos sí que toleren el magnesio líquido.
  • Esparadrapo en las zonas débiles o abiertas
Si ya tenemos heridas o callos despegados y tenemos que seguir entrenando es bueno ponernos esparadrapo en estas zonas, para evitar agravar el daño en cada sesión.
  • Sensibilidad de la piel
El frío hace que tus manos sean menos sensibles y por tanto más proclives al daño, ten esto en cuenta si entrenas al aire libre o en un gimnasio en el que haga fresquito. Revisa tus manos y reduce la intensidad del ejercicio pues no serás consciente del daño que te estás produciendo.
  1. TRAS EL ENTRENAMIENTO. Objetivo: regenerar y reparar
  • Lava las manos con agua no muy caliente lo más rápidamente posible (la temperatura ideal es tibia)
Eliminar los restos de magnesio y la suciedad (sudor, polvo...) cuanto antes de tu piel es vital. El equipamiento y los aparatos durante la práctica de ejercicio acumulan mucho polvo y guarrería, esto además de producir sequedad puede infectar heridas abiertas.
Para pieles muy sensibles o muy secas se recomienda el uso de jabones poco agresivos con la piel, libres de sulfatos y que no sean muy alcalinos, los mejores son aquellos que son syndet que tienen pH 5.5, y por tanto son menos agresivos con la piel. Desde Najara Biocosmetics os aconsejamos este jabón 100% natural.
  • Lima e iguala tu piel.
Limado de Callos: para que los callos no se levanten es importante mantenerlos flexibles y resistentes, para ello el callo debe estar redondeado y que no sobresalga de la piel.
¿Cómo saber cuándo tengo que limarme los callos de las manos? Si te puedes pellizcar el callo con las uñas, es que necesita que se lime.
Un buen momento para limarse los callos es después de la ducha, pero teniendo en cuenta que la piel vas estar más hinchada y blandita, por lo que no hay que pasarse con el limado.
  • Trata las zonas más dañadas tras el entrenamiento, para que las lesiones de piel no le hagan parar tu ritmo de entrenamiento.
Cuando se crean ampollas sobre el callo o se desprenden los callos nos puede incapacitar para seguir con la actividad, o para retomar el entrenamiento. Y es importante que esas lesiones se regeneren lo más rápido posible.
Para ello te recomendamos nuestro Bálsamo Regenerante Najara, que está especialmente indicado para actuar por la noche y regenerar la piel. Es un producto muy concentrado con sustancias cicatrizantes como el hipérico y el espliego  por lo que la cantidad a usar es mínima. Si se queda muy grasiento, has usado demasiado, porque la absorción es inmediata. Sólo hay que tener la precaución de usarlo por la noche.
Otras soluciones pasan por usar guantes que protejan la base de los dedos y las palmas de las manos durante el entreno para reducir el roce de la piel con las superficies de agarre, pero no todo el mundo se acostumbra a ellos o siente que pierde agarre y sensibilidad.

 

En nuestro perfil de Instagram tenemos en destacados unas pequeñas infografías del limado de callos y el cuidado de manos por si quieres tenerlo resumidito.

Nuestro Kit de Manos Pro reúne los productos más indicados para cuidar las manos del gimnasta.