Por qué no debes usar la Blastoestimulina diariamente como si fuera una crema

Por qué escribimos este post

Hace una semanas en una red social un usuario aconsejaba como alternativa a nuestro Bálsamo Regenerante un producto de farmacia y, aunque ya habíamos detectado el uso de pomadas antibióticas para el tratamiento de manos de deportistas, nos dimos cuenta de la importancia de concienciar para evitar el mal uso de medicamentos y decidimos que era necesario realizar un post explicando las diferencias entre cremas regenerantes y las pomadas o cremas antibióticas.

Antes de continuar os daremos la conclusión: los medicamentos SON MEDICAMENTOS, obvio ¿verdad? Lo que no es tan obvio es que debemos entender que su uso debe ser prescrito solo por médicos y no por nadie más. El uso de medicamentos es para tratar un problema médico, no para usarlo de manera arbitraria.

Sentimos anunciaros que en este post nos vamos a poner un poco más ‘técnicos’ porque estamos hablando de salud, y no sólo de quien usa este tipo medicamentos sin prescripción médica, sino la de todos ya que el uso indiscriminado de antibióticos aumenta las resistencias de las bacterias a éstos, dificultando su tratamiento cuando se produzca una infección.

Que son los antibióticos tópicos

Los antibióticos tópicos (sobre la piel y mucosas) son sustancias químicas, capaces de actuar sobre ciertos microorganismos patógenos, bien paralizando su desarrollo (acción bacteriostática) o causando su muerte (acción bactericida).

Se trata de medicamentos, aunque te los vendan sin receta médica en farmacias, por tanto, deberían indicarse, prescribirse y monitorizar su uso por parte de un médico. La diferencia entre cosmético y medicamento de uso tópico reside en la actividad farmacológica, no dónde se aplican ni el tipo de formulación.

Normalmente están disponibles como pomadas o cremas. Las pomadas son composiciones semisólidas que suelen ser más oclusivas y que se retiran peor posteriormente de la piel. Además, para los más naturalistas, en ambos casos, los excipientes que suelen contener son petrolatum y otros derivados del petróleo.

Para que se usan

Hay dos grandes grupos de uso indicados: las infecciones superficiales y el uso en patologías como el acné y la rosácea. Los patógenos comúnmente implicados en las infecciones de piel y tejidos blando son: Staphylococcus aureus, estreptococos del grupo A, Enterococcus spp, estafilococo coagulasa negativo, Escherichia coli y Pseudomonas aeruginosa. Es decir, el objetivo principal de estas pomadas es luchar contra estos patógenos, no fortalecer tu piel ni ayudar a su regeneración.

En la mayoría de los pacientes sanos, incluso con infecciones, no requieren tratamiento antibiótico. Las infecciones superficiales pueden tratarse con medidas no farmacológicas (higiene, curas, etc.) y antisépticos tópicos.

Cómo los identifico

Los antibióticos tópicos más frecuentes son la mupirocina, el ácido fusidico, la gentamicina, la sulfadiazina diargéntica, clindamicina, eritromicina, metronidazol y sulfato de neomicina. Si en los ingredientes de tu crema aparecen deberás tener en cuenta que son un MEDICAMENTO, no un COSMÉTICO, y racionalizar su uso.

Cada uno está formulado con ingredientes coadyuvantes (corticoides, retinoides, antiinflamatorios…), en función de la indicación médica (y decimos médica porque recordemos que son MEDICAMENTOS). Cada uno de estos ingredientes tiene además su uso prescrito y debes tener en cuenta las advertencias del prospecto y sus efectos secundarios.

Los nombres comerciales que más lo petan son: Blastoestimulina, Mupirocina, Eridosis y Fucidine, entre otros.

Cada uno de ellos tiene una indicación y un espectro de actividad. Su uso nunca debería salirse de sus recomendaciones.

Ventajas e inconvenientes

En general los antibióticos locales liberan gran cantidad de antibiótico en el área de la infección de manera local, disminuyendo los efectos tóxicos sistémicos que podrían producir por vía oral o sistémica.

Se ha postulado que pueden disminuir la inducción de resistencia bacteriana frente a la administración sistémica, pero esto siempre dentro del uso racional e indicado del antibiótico tópico.

Sin embargo, presentan mayor riesgo de toxicidad local y sensibilizaciones.

Los efectos adversos más comunes de los antibióticos de uso tópico son: sequedad, eritema, prurito, sensibilización, irritaciones, dermatitis de contacto…

Blastoestimulina qué es, qué contiene y cuál es su indicación

La Blastoestimulina contiene como principios activos la neomicina y el extracto de centella asiática.

En el caso de la neomicina es un antibiótico especialmente activo frente a bacterias gram negativas (excepto Pseudomonas aeruginosa) y frente algunos gram positivos como los Staphylococcus. Se usa en la profilaxis de cortes y quemaduras, con el inconveniente de favorecer la aparición de resistencias por medio de plásmidos y con frecuencia provoca dermatitis de contacto alérgica (6-8%). El riesgo de aparición de dermatitis de contacto se incrementa con el uso prolongado del medicamento o en el caso de piel dañada como dermatitis (30%).

Respecto al extracto de centella asiática sí es cierto que promueve, protege y acelera la cicatrización, sin embargo, se encuentra en una concentración ínfima (0.010 g). (El resto de la composición son excipientes (moestearato de dietilengicol, propilenglicol, aceite de germen de maíz, agua y esencias).

Está especialmente indicada en procesos ya infectados o en profilaxis. De ningún modo están indicados en el uso continuado y frecuente.

No te fíes del “amimefuncionismo” en tema de medicamentos

Durante el mes de febrero del 2020 el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos junto con el Instituto Salud sin Bulos lanzó una campaña llamada #MedicamentosSinBulos alertando de los riesgos de medicamentos que se publicitan sin ningún control, especialmente detonado por el boom de influencers que promovían el uso de toallitas antibióticas para el acné. Sólo un profesional sanitario puede asesorarte en el uso de medicamentos.

En el caso de que haya infección en la piel, para lo que están indicadas muchas de estas pomadas y cremas, el primer paso es que un médico lo diagnostique y sea tratado en consecuencia.

Protege tu microbiota y responsabilidad social

Si has leído nuestro post de sobrehigiene te habrás dado cuenta de que en Najara somos fans de la microbiota de tu piel, es nuestra defensa natural. Protege tu microbiota, no la sometas a antibióticos de manera continuada ya que podría dañar el equilibrio de la misma. Existen datos de que el uso de antibióticos tópicos puede alterar tu flora cutánea, dejándola expuesta a microorganismos patógenos.

Por otra parte, el uso indiscriminado de antibióticos de manera individual no solo te perjudica a ti, sino que aumenta las resistencias de las bacterias que nos infectan a todos, sé responsable y usa antibióticos solo cuando sea necesario.

La aparición de cepas de S. aureus con resistencia a meticilina adquirida en la comunidad (SARM-C) constituye ya un problema de salud pública en países del continente americano, Asia, Australia, Nueva Zelanda y algunos de Europa. Los estudios muestran una relación significativa entre el incremento del uso de antibióticos tópicos (especialmente mupirocina y ácido fusídico) y el rápido aumento de las resistencias antibióticas, por lo que en algunos países se están recomendando restricciones de uso para los antibióticos tópicos. El incremento de resistencias puede llevar a la inefectividad de los tratamientos antibioticos.

Con este post no pretendemos decir que nuestro producto es el mejor ni atacar a la competencia, hay muchas marcas de cosméticos muy válidas en el cuidado de la piel, cada una con sus valores y especialidades donde puedes escoger, y eso nos parece bien. Sino que nuestro objetivo es ayudar al deportista a cuidarse de forma eficaz, por lo que advertir del peligro del uso de un medicamento como si fuera un cosmético para nosotros es un ejercicio de responsabilidad.

Si algo hemos aprendido de esta pandemia es que los microorganismos no son para tomarlos a risa, sé responsable no abuses de los antibióticos.