CÓMO EVITAR LAS MANOS DE DEPORTISTA? PARA RUNNERS, CICLISTAS, MONTAÑEROS, SENDERISTAS...

Si haces largas sesiones de running o Trail running al aire libre en invierno habrás sufrido en alguna ocasión las manos de runner. La exposición prolongada al frío, el viento y la radiación UV hace que la piel de las manos, que son una zona muy expuesta, sufra una deshidratación intensa. El resultado manos ásperas, escozor y sensación de ardor en las manos.

El invierno afecta mucho a la piel especialmente si nos exponemos en condiciones de nieve y altitud donde la radiación ultravioleta refleja más del 80% por la superficie y con la altura aumenta también la exposición a la radiación ultravioleta.

Una de las causas más frecuentes es la sequedad en la piel por los motivos expuestos, pero en algunos casos todo esto se agrava con el deporte que se realiza o la profesión que se ejerce. Así los que practicáis crossfit, escalada, levantamiento de peso o gimnasia artística tenéis más predisposición a tener las manos agrietadas, la propia actividad que produce fricción y torsión, el uso de magnesio y en muchas ocasiones las horas extras al aire libre agravan mucho el problema.

Si las manos se te quedan como corcho en invierno cuando sales a correr estas son las claves que debes seguir para volver a disfrutar de unas manos suaves y evitar que aparezcan grietas.

5 tips para evitar las manos del corredor en invierno:

Tip 1: Hidratación por dentro y por fuera.

La hidratación debe hacerse con buenos emolientes como la lanolina o la urea para que se mantenga la piel lo más intacta posible varias veces al día. Esto es especialmente importante si tienes algún tipo de dermatosis.

La cosmética tiene dos tipos de ingredientes hidratantes, pueden ser oclusivos que impidan la salida de agua o emoliente que ayuden a fijar la hidratación, pero siempre debe ir acompañado de la ingesta necesaria de líquidos. No importa si es verano o invierno no te olvidas de hidratarte bien antes, durante y después del ejercicio. Tus células necesitan su aporte de agua haga 1 o 40 grados.

Nuestra crema regenerante de manos está indicada para una hidratación intensiva y para reparar las lesiones que hayan aparecido. Tiene ingredientes con propiedades calmantes que te ayudarán a hacer desaparecer la sensación de ardor y escozor, pero lo más importante hidratará profundamente tu piel.

Tip 2: Evitar romper la barrera de nuestra piel.

La piel funciona como barrera defensiva de nuestro organismo ante todo tipo de "amenazas" externas: virus, bacterias, condiciones meteorológicas... por lo que es muy importante mantener esta capa de protección "a tope".

Si tienes la piel sensible o la expones de más a los elementos o a daños debes tener especial cuidado con los productos que te echas, ya que tu piel ya está estresada por tu deporte o actividad. Por eso ojo con los geles hidroalcohólicos que fomentan la sequedad de tu piel, y para el lavado de manos siempre productos poco agresivos como jabones syndet, pH 5.5 compatible con la piel y evita tensioactivos muy agresivos como el lauril sulfato sódico (puedes ver los ingredientes de los cosméticos en su envase), como consejo rápido si el jabón genera mucha espuma... huye de él.

Además, es importante que no expongas a tu piel a temperaturas de agua muy extremas, muy frías o muy calientes. Lo ideal es usar agua tibia como la que usarías con un bebe. 😉

Tip 3. Protección del frío y frente radiaciones UV

Sabemos que es una clave obvia, pero protégete con guantes si es posible. Especialmente si sueles padecer fenómenos de Raynaud o sabañones. En cuanto a la radiación UV sino puedes protegerte con ropa, protégete con filtros físicos en vez de químicos y repite aplicación cada dos horas.

Consejo: recuerda que el protector solar siempre es la última capa, es decir, primero va la crema hidratante y después el protector solar.

Si vas a estar muchas horas expuesto al frío te recomendamos nuestro bálsamo pyros, que te ayudará a mantener la circulación sanguínea en tus capilares de las extremidades a niveles normales pese al frío y, por lo tanto, a mantener una temperatura agradable.

Tip 4. Al llegar a casa repara y evita cambios bruscos de temperatura.

Repara con cremas que regeneren la zona e hidraten ya te mencionamos antes nuestra crema regenerante de manos, pero en el caso en que tengas la piel muy áspera, con grietas o enemiguillos levantados te recomendamos el bálsamo regenerante, un producto más intensivo que cierra grietas rápidamente y ayuda a regenerar la piel mucho antes. Es de uso nocturno y para incrementar su eficacia echa en cantidad y protége tus sábanas con un guante de algodón, notarás un cambio de la noche al día.

Y por supuesto cuidado con las arañas vasculares, tan típicas de los montañero más aguerridos. Sabemos que después del frío apetece pegarse al radiador o al fuego, pero esto aumenta la posibilidad de aparición de capilares dilatados (telangiectasias o arañas vasculares) en la cara (especialmente mejillas).

Tip 5. Alimentos ricos en agua y antioxidantes y evitar tóxicos

Evitar el tabaco, el alcohol y comer frutas y verduras ricas en vitamina C y agua ayudarán a mantener la barrera de tu piel mucho más intacta y a sufrir menos con las agresiones meteorológicas.

Así que si eres runner, ciclista, montañero o senderista... ya sabes cómo cuidar tus manos los meses de frío para evitar que se agrieten y se vuelvan ásperas. 

Siguiendo estos consejos el lunes no aparecerás en el trabajo con las manos cuarteadas ni irritadas, que sufrir mola si es durante el deporte... luego ya es un inconveniente.