Talón negro o palma negra en deportistas - Black heel

No duele, no notas nada raro pero tu talón se ha oscurecido y tiene mala pinta. Han aparecido pequeños puntos de color negro-azulado que probablemente siguen un patrón lineal pero que no te molestan. Tranquilo, es una consecuencia habitual en deportistas, no es una lesión grave.

Esta pigmentación suele aparecer antes que el callo y se debe a micro hemorragias intraepidéprmicas e intracorneales derivadas de una fricción lateral y repetida en piel “endurecida”. Es más típica en adolescentes y jóvenes que practican deportes con comienzos/paradas bruscas y frecuentes, así como desplazamientos laterales: fútbol, voleibol, baloncesto, tenis, balonmano… También es más habitual en los deportistas que se inician en estos deportes que en quien llevan años practicándolos, pues su piel ya está prepara para soportar la exigencia del deporte.

El talón negro no se debe confundir con pies de atleta, derivados de la aparición de hongos por la ausencia de secado correcto de la piel de los pies o con un melanoma, por eso en caso de duda acude a tu dermatólogo lo antes posible. 

La palma negra o mano negra es el resultado de este proceso de fricción brusca, pero en la mano, se forma de manera habitual en deportistas como gimnastas, escaladores, levantadores de peso… Al igual que el talón negro o “black heel”, no duele ni requiere un tratamiento específico, desaparecerá en unas 2-3 semanas, pues la sangre coagulada es reabsorbida de forma natural por la piel.

Prevención del talón negro:

Hidrata la piel para mantenerla flexible, de este modo estará más preparada para soportar los golpes de la pisada, o de los agarres.

Son un síntoma previo a la aparición de callos por lo que el uso de antifricciones o vaselina nos ayudarán a prevenirlos y que se formen de forma correcta, evitando callos demasiado fuertes que puedan terminar pellizcando la piel o desprendiéndose.

Otro método para prevenir su aparición es el uso de guantes en deportes como la halterofilia o plantillas almohadilladas para el caso del talón negro. Respecto a los guantes ten en cuenta que limitan la sensibilidad de tus manos facilitando que sucedan accidentes, si te decides por guantes que sean antideslizantes y deberás estar más pendiente de que no se te “escurran” de las manos.

Aunque no es una lesión propiamente dicha, sí nos muestra que hay un problema incipiente o que nuestra piel no está preparada para el nivel de exigencia al que la sometemos. Como deportista debes hidratar y cuidar tu piel de forma consciente porque te ayudará a alcanzar su metas alargando las jornadas de entrenamientos y reduciendo las molestias.